24 feb. 2014

COSTURA SLOW_TRAPO DE COCINA

A veces  cuando uno se dedica a la costura va bien realizar un proyecto de esos tan sencillos que parecen una tontería: algo tan aparentemente fácil como un trapo de cocina con un ribete.
 
Hay que esforzarse en cortar muy bien el trozo de tela, en preparar el bies para que luego no sea complicado ponerlo, en doblar las esquinas de la forma adecuada para que queden perfectas, en que las juntas del bies queden invisibles a la vista y en que la costura que lo une todo quede igual por el derecho que por el revés...vaya que al final va a ser que no es algo tan simple...
 
A mí me parece un excelente ejercicio para disfrutar de la costura de forma tranquila y sin prisas. Así que se lo he propuesto a mis alumnas como un paréntesis entre proyectos más elaborados...seguro que conseguimos una colección de perfectos trapos de cocina!








No hay comentarios:

Publicar un comentario