9 oct. 2012

TARTA DE CHOCOLATE Y CARAMELO

El otro día tuvimos celebración familiar: esta semana cumplimos años Meritxell (la cuñada Maravilla) y yo. El domingo hubo vermut, arroz de bogavante, regalos, deseos al soplar las velas y una tarta...de la que me encargue yo misma. Diré que me halaga cuando me piden que haga el postre, porque eso quiere decir que me debe salir más o menos bien, pero también me pongo un poco nerviosa, sobretodo porque en vez de ir a lo seguro me da por probar cosas nuevas, y ya se sabe: los experimentos en casa y con gaseosa, que decía mi padre.
Para esta ocasión me decidí a hacer esta Tarta de Chocolate y Caramelo, que se compone de una base de masa brisé dulce, una capa de caramelo tipo toffee y una capa de chocolate neeeegro como la noche: ¿a que  suena ideal para celebrar un cumpleños..o dos? La receta es una mezcla de varias ideas que encontré en libros e internet, y he de confesar que sufrí un poco haciéndola y que, aunque el resultado fue bueno (estaba muy rica), el proceso es bastante mejorable. De todas maneras aquí os dejo la receta por si la quereis probar y si teneis alguna sugerencia para esos momentos de nervios reposteros que os explicaré, no dudeis en hacermela.
También me encantaría que si haceis alguna de las recetas que os muestro, escribierais algún comentario explicando qué tal os ha salido, si habeis introducido alguna cosa diferente, si os sirve cómo explico las recetas..cualquier opinión será bien recibida!!


Ingredientes:

Para la masa brisé dulce:
- 250 gr. de harina.
- 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 1 huevo.
- 65 gr. de azúcar glas.
- 10 gr. de azúcar avainillado.
- un pellizco de sal

Para la capa de caramelo:
- 200 gr. de leche condensada.
- 25 gr. de mantequilla.
- 3 cucharadas de azúcar moreno
.
Para la capa de chocolate:
- 150 gr. de chocolate fondant negro.
- 50 ml de nata.
- 25 gr. de mantequilla.


Instrumentos:

- Molde redondo de unos 25 cm. de diámetro. De los de tipo quiche, con las paredes bajas.
- Boles de cocina de varios tamaños.
- Cazos.


Preparación:

Masa brisé dulce:
1. Mezclar en un bol la harina y la mantequilla troceada hasta conseguir una textura como de migas.
2. Mezclar el azúcar glas y el azúcar avainillado con el huevo ligeramente batido.
3. Verter la mezcla de huevo el el bol con la harina y la mantequilla y trabajar la mezcla con la mano hasta que haga una bola que se despeque de las paredes del bol. Si la masa está muy pegajosa, ir añadiendo harina poco a poco, y si es muy harinosa, añadir un poco de agua o leche tibia hasta conseguir la textura deseada.
4. Envolver la bola en paperl film y guardarla 2 horas en la nevera.
5. Precalentar el horno a 180º.
6. Sacar la bola de la nevera, dejar atemperar, quitarle el papel film y, sobre una superficie enharinada, irla estirando con un rodillo hasta que tenga un poco más del tamaño del molde.
7. Colocar la masa en el molde.
Aquí viene la primera parte de mi drama pastelero: la masa brisé una vez estirada se me rompía por todos los lados y no hubo manera de colocarla entera en el molde, así que la fui poniendo a trocitos que luego unía como si juntara plastilina, con la consiguiente sensación de estar haciendo la gran chapuza. Seguro que hay una manera para que esto no pase. Si alguien lo sabe, por favor que me lo explique!!
8. Pinchar la masa con un tenedor y hornear unos 15 min o hasta que se dore. Sacar del horno y dejar enfríar.
9. Cuando la base esté templada sacar del molde y poner en un plato.

Capa de caramelo:
1. Poner en un cazo la mantequilla, la leche condensada y el azúcar.
2. Calentar a fuego lento removiendo sin parar hasta que hierva.
3. Dejar que hierva unos 5 min. hasta que tome color y espese. Siempre a fuego lento y sin dejar de remover.
Y este fue el segundo ataque de nervios: me dio por subirle el fuego al caramelo porque pensé que tardaba mucho y se empezó a pegar por el fondo del cazo y a oler a quemado. Lo bajé enseguida y lo pude salvar, pero vaya nervios que me cogieron..lo dicho: a fuego lento, con paciencia y sin dejar de remover!!
4. Cuando haya espesado, verter el caramelo sobre la base.

Capa de chocolate
1. Poner en un cazo el chocolate, la mantequilla y la nata y calentar a fuego lento removiendo de vez en cuando hasta que el chocolate se funda.
2. Verter el chocolate sobre el caramelo ya cuajado.


Servir y disfrutar:
1. Enfriar la tarta en la nevera. Es perfecto si se hace de un día para otro.
2. Una hora antes de servir es recomendable sacar la tarta de la nevera, pero nunca dejarla al lado de una fuente de calor.
3. Yo no lo hice, pero se puede adornar con chocolate blanco fundido, nueces...o acompañar con alguna salsita de nata o frutas...Ya veis que es un postre para días especiales, para disfrutar con la gente querida y un poco bomba de calorías,  pero de vez en cuando a nadie le amarga un dulce, ¿no?

1 comentario: